Home / De su interés / Cuando nosotros adoramos un árbol o una piedra, lo hacemos porque a través de la información de Ifa sabemos que tienen un contacto o una representación directa con un ser espiritual supremo.

Cuando nosotros adoramos un árbol o una piedra, lo hacemos porque a través de la información de Ifa sabemos que tienen un contacto o una representación directa con un ser espiritual supremo.


 Si nosotros no tuviésemos un conocimientos científicos sobre las investigaciones que se hacen sobre la física cuántica no pudiéramos entender las informaciones que nos da IFA


 Dentro de las historias oral que se cuentan en la tradición Yoruba, nos enseña que los Irunmole fueron creados por Olodumare como espíritu, fueron creados como energía, como  Deidad y que en un momento dado pudieron  haber incursionado en la tierra como  Òrìsà  Y después de terminar su creación en vez de ascender al cielo decidieron quedarse y convertirse en parte de la naturaleza en forma de: Ríos, de árboles como la Ceiba,el ìrókò, àràbà (árbol del algodón de seda), osè (el eterno baobab, de los cuales algunos pueden llegar a vivir hasta 400 años), igi-nla (el enorme árbol cuyo follaje puede llegar a cubrir hasta 60 mtrs.), y varias especies de cactus tales como oró agogo (llamado así por su forma de gong sagrado) y el oró adétè.

También  abarco varios arbustos y hojas medicinales como ewé iná (hoja del fuego, ya quema como el fuego), èsìsì (que también quema y arde), ipín (el árbol de hoja de papel), làbelàbe (que corta como si fuera cuchillo), èèsún (pasto gigante de los bosques) y mèrùwà (el pasto gigante de tierra árida).

Cuando nosotros adoramos un árbol o una piedra, lo hacemos porque a través de la información de Ifa sabemos que tienen un contacto o una representación directa con un ser espiritual supremo.

Científicos descubren que los árboles tienen un latido parecido a del corazón humano

Un estudio reciente muestra que los árboles en realidad tienen pulsaciones, como un corazón que late.

Los árboles siempre han sido una fuente de curiosidad. Están en el centro de muchas terapias relacionadas con la relajación, el bienestar y la búsqueda de ósmosis con la naturaleza, todo ello debido a la energía que se supone que deben transmitir.¿Los árboles tienen latidos? 
Por Paul Kieniewicz (SMN)
 trees1Sunflowers siguen los movimientos del sol.  Al anochecer, algunas flores cierran sus pétalos.  Algunas legumbres también muestran movimientos de sueño.  Es bien sabido que algunas plantas se mueven con el ciclo circadiano.  ¿Qué hay de los árboles?  Ahora parece que ciertos árboles bajan y elevan sus ramas, no solo al anochecer o al amanecer, sino también con períodos más cortos, como dos horas.  Es como si tuvieran un latido interno.
 Un estudio realizado por Puttonen et al (2016) mostró que el abedul, Betula pendula, tiene un movimiento circadiano bien definido: las ramas se mueven hasta 9 cm hacia abajo durante la noche y hacia atrás al amanecer.  Los especímenes, separados por 2.000 km mostraron el mismo comportamiento, lo que confirmó que los movimientos no estaban relacionados con las influencias locales.
 trees2 En un estudio más reciente de Andras Zlinsky et al.  (2017) del Instituto de Limnología Balaton en Hungría (Publ Frontiers of Plant Science), se tomaron imágenes de 22 especies de árboles en tres dimensiones usando escaneo láser terrestre (TLS) durante un período de doce horas.  Las imágenes fueron procesadas para determinar los cambios nocturnos en la forma.  En varios árboles, las ramas se movían constantemente 1 o más centímetros hacia arriba o hacia abajo en un ciclo regular.  Algunos árboles, Acer palmatum, mostraron una elevación de 1.5 cm, alcanzando un máximo a las 4.30 de la mañana.  Las ramas de Magnolia grandiflora no siguieron un ciclo diurno, sino que mostraron ciclos más cortos de 2 horas.
 Los autores concluyen que debido a que la luz ambiental se mantuvo constante durante la noche, los árboles no respondían a ningún cambio en la luz, sino que seguían un reloj interno.  Escriben:
 Los patrones de movimiento registrados pueden atribuirse a tres tipos principales: movimiento circadiano en un ciclo de 8 a 12 h (Nerium, Acer, Aesculus, Viburnum, Photinia), movimiento periódico entre 6 y 2 h (Quercus, Magnolia, Pinus, Cedrus),  y movimientos unidireccionales no periódicos (Styphnolobium, Prunus, Gleditschia, Morus).  Los árboles restantes estudiados (Olea, Betula, Larix, Trachycarpus, Fargesia, Chamaecyparis) muestran una combinación de estas formas de movimiento básicas o movimientos de baja amplitud cerca del margen de nuestra precisión o un patrón aparentemente aleatorio.
 ¿Cuáles son los mecanismos subyacentes?
 Que los árboles absorban agua en sus raíces, emitan agua de sus hojas de una manera cíclica que se correlaciona con los árboles, está bien establecido el ritmo circadiano.  Hasta ahora se suponía que el ciclo circadiano es impulsado por la posición del sol en el cielo.  Sin embargo, para que dicho ciclo sea conducido internamente, independientemente de la posición del sol o de la luz ambiental, es algo nuevo.  Los ciclos más cortos (2 horas) observados en Magnolia también necesitan una explicación.
 ¿Existe una bomba interna, análoga a un corazón que mantiene fluyendo los jugos de los árboles?  ¿Estamos escuchando un latido?

Comments

comments

About Ifa Orula

Check Also

El famoso científico Albert Einstein, Premio Nobel de Física en 1921,

El famoso científico Albert Einstein, Premio Nobel de Física en 1921, asistió a una recepción …