Home / De su interés / ¿PORQUE NO LOGRAMOS CAMBIAR NUESTRAS VIDAS COMO QUEREMOS? La ciencia de Ifá responde.

¿PORQUE NO LOGRAMOS CAMBIAR NUESTRAS VIDAS COMO QUEREMOS? La ciencia de Ifá responde.

¿PORQUE NO LOGRAMOS CAMBIAR NUESTRAS VIDAS COMO QUEREMOS? La ciencia de Ifá responde.

Si hay un tema que deber ocupar un lugar emergente y prioritario en nuestra atención, sin duda que es éste el cual nos disponemos a analizar. Este artículo puede resultar un tanto largo y aburrido, si usted sólo lo va a leer por “entretenimiento o curiosidad, entonces, le aconsejamos que en este mismo punto abandone esta lectura, pero si usted tiene la intención de aprender y anda buscando respuestas contundentes para lo que ha sido incognitas durante largos períodos de su vida y le gustaría investigar qué impide un cambio en su mente y conducta y en las de muchas personas, entonces este es el vehículo apropiado que lo llevará al salón de emergencia para evitar un “infarto” de esperanzas. Esta emergencia surge en el corazón de los acontecimientos diarios. Estos escenarios se tornan cada vez más dantescos, patéticos y horroríficos, con grandes contrastes al estilo barroco y realmente muy contradictorios, donde podemos ver una tecnología avanzada e inteligente en carros sofisticados con semejanzas a naves espaciales, guiados por personas con mentes mutilidas por la ignorancia y las adicciones, mostrando una conducta agresiva, irresponsable y despiadada en el tráfico diario. Esta forma de pensar y conducta, refleja el lado opuesto de la tecnología exhibida en esos vehículos. También observamos lujosas casas con impresionantes diseños inteligentes en sus habitaciones y muebles, ocupadas por personas totalmente disfuncionales, creando un ambiente hostil, tenso, desarmonioso e infeliz que solo genera violencia doméstica, traumas, divorcios, separaciones, niños sin padres, enfermedades y muertes dolorosas, tal como lo expresa el signo de Otura Ira (Otura Ogunda) “mo l’árá mo nii’bi, mi o l’alágbòrànsùn” (El que se lamenta de tener familia, y no tener en quien confiar) o la verdad que nos dicta el signo Ogbe-Bara: “la sabiduría que usamos para construir nuestras casas no es la misma que usamos para vivirla”. Otro ejemplo de incongruencia lo encontramos en los líderes políticos que en lugar de apoyar su carrera en una agenda que permita elevar el nivel educacional de la conciencia colectiva del pueblo, nos dan clases magistrales de arrogancia, falta de diplomacia y de respeto, anuncios promocionales apoyados en el ambiente bajo del chisme y “trapos sucios”. ¿Y que hay del arte? El arte cinematográfico combina el uso de drones autónomos, cámara dual de realidad virtual, escenas increíblemente matizadas editadas en computadoras, y cámaras de acción 4k-3d con abundante escenas que muestran, violencia, promiscuidad sexual y culto a la personalidad. Por otro lado tenemos un movimiento feróz en la música, donde sólo se necesitan una computadora y un compositor para crear una producción musical sin necesidad de usar un grupo gigante de hombres con instrumentos, escenarios y coreografías glamurosas e impresionantes, pero lastimosamente produciendo una música que apologiza la violencia, los textos y gestos groseros, la falta de ética, estética y valores en el campo de lo moral, además de promover el amor hacia lo corrupto, tóxico y el mal gusto. ¿No es éste un ambiente necesitado de un cambio emergente?
Indudablemente que éste es un habitad infeccioso que podría corromper las buenas costumbres de ética y moral, pero aunque muchas personas predican la necesidad de un cambio y sacrificios y quizás se esfuerzan… no lo logran. ¿Por qué? Existen dos razones poderosas: la arrogancia y la ignorancia. La primera de ellas ya la discutimos en temas anteriores y los invitamos a refrescarlos o leerlos en nuestros postes de Facebook, pero esta vez nos vamos a centrar en la ignorancia. Ignorancia de ¿qué? Ignorancia de qué somos y como funcionamos.
Los practicantes y líderes de Ifá, hablamos de Orí como lo más importante, hablamos de recibirlo, hablamos de hacerle obras, hablamos de rogarlo, metafóricamente conocemos “cuantos” Orí hay, etc. pero cuando preguntamos qué es Orí en nuestras vidas prácticas y si podemos transformarlos o no, las opiniones se dividen y ninguna de ellas pueden fundamentarse científicamente. Entonces ¿cómo podemos lograr cambiar para salvarnos sino sabemos realmente donde hay que hacer el cambio y cómo se hace? El profesor de Psiquiatría clínica Daniel Siegel nos contó en un segundo encuentro casual que tuvimos en Francia, que en un seminario que él impartió, donde asistieron representantes de la física, biología, psicología, psiquiatría, sociología, lingüísticos, antropólogos, neurólogos etc, él preguntó cuantos habían asistido anteriormente a una conferencia sobre el tema de la mente, sólo uno levantó la mano. ¡Al final del seminario no se pusieron de acuerdo sobre qué era la mente! ¿Se imaginan ustedes que los profesionales que trabajan con la mente no sepan realmente qué es la mente? Si esto es así ¿Qué esperanza de cura hay para los que estan enfermos de la mente si los responsables de curarla no saben en realidad qué es ella?
Aunque mencionemos a Orí, y una discusión profunda sobre él es importante, eso se hará en otra ocasión. Ahora seremos breve y conciso para ganar claridad sobre nuestro tema y no convertirlo en algo aburrido. Orí es la palabra usada en la antiguedad por los ancestros Yorubá para hablar sobre lo que hoy se conoce como conciencia. Esta es su esencia. El signo Owonrin Meji nos asegura que es la extensión de Olodumare en nosotros e Irete Meji nos habla que esa extensión es como licencias otorgadas al humano para usar ese poder, cuando nos dice: “Usted grabó una parte, nosotros grabamos la otra parte, cuando las dos partes estan grabadas, tendremos el bien grabado (Irete meji: Ire-bien, fortuna, te-grabar imprimir, meji- dos). Es decir si usamos esa licencia o libre voluntad para grabar en nuestras mentes los consejos de Olodumare a través de Ifá, cual es la información que él utiliza para estar dentro de nosotros (la información con la que todas nuestras células, organos y sistemas trabajan sin que a penas sepamos como lo hacen) podremos entonces disfrutar de todo lo bueno disponible para nosotros. El tema de la conciencia en tiempos modernos surge en el siglo 17 con John Locke, pero ha sido discutido por muchos hombres desde ese entonces. En 1955 el físico-matemático John Von Neuman aseveró que en el acto de escoger y observar, la conciencia era el sujeto que lo hacía. Esto coincide con el significado etimológico que algunos académicos le atribuyen a Orí: O (tú o usted) rí (ver, observar, percibir) es decir, (usted es el que observa o vigila). Esta es la acción de Olodumare (conciencia superior) a la que se refiere Irete Meji. El que observa o vigila constantemente el trabajo de nuestro cuerpo para mantener la vida. En este acto de percibir la información que nos llega, la mente es el proceso para darle significado a lo que vemos o percibimos, segun lo define Roger Penrose y Amit Goswami. Aunque el concenso de la neurociencia materialista-reduccionista piensa, que la mente es un epifenómeno (evento o actividad producto de) del trabajo de las neuronas en el cerebro, muchas pruebas dadas por la nueva física, nos asegura lo contrario. Si la mente fuera el trabajo de las neuronas, ellas tendría todo el conocimiento disponible en el cerebro, entonces ¿por qué cuando nacemos con un cerebro completo, tenemos que comenzar a aprender, si el conocimiento y los procesos mentales son inherentes (vienen con) las neuronas? Indiscutiblemente, la respuesta es que el cerebro trabaja como una computadora que sólo representa y lee símbolos pero no dá significados (Penrose1994, Goswami 2000, 2006). El significado lo dá la mente humana, que no es parte física de nuestro cuerpo, ella es inmaterial y el cerebro descarga estos significados y los re-presenta, así como el televisor y la radio descargan las señales de los canales y radio-transmisores y los representan en imagen y sonidos en una pantalla. Estas imágenes y sonidos no están en los aparatos, SON DESCARGADOS por los aparatos. Podemos explicar el movimiento de esas imágenes en la pantalla del televisor por el movimiento de los electrones en la misma, pero no podemos hablar de la trama de la película, explicando cómo estos electrones se mueven. Sería como tratar de explicar todo lo que pasó en un viaje que dimos a Disney por medio de explicar como se movían los pistones en el motor de un automóvil. ¿No es verdad que es imposible? Entonces, la mente da significado y el cerebro representa ese significado. Cuando la mente repite una y otra vez ese significado de los eventos que ocurren en nuestras vidas (experiencia, conocimiento), el cerebro crea circuitos que después se convierten en nuestros hábitos. Si esto no fuera así, entonces cada vez que vamos a realizar una actividad, tendríamos que aprenderla una y otra vez. Pero desafortunadamente estos circuitos neuronales creados, son los que limitan y distorcionan nuestra realidad cuando estan creados con un significado erróneo. Cada vez que un evento o señal del ambiente se presenta en nuestra vida, estos circuitos automáticamente darán respuestas el 92% del día aproximadamente, antes que usted concientemente haya analizado lo sucedido. Pero peor que ello, es el caso que nos hacen resistencia y no permiten otra información que no sea la que ellos contienen. Es por eso que estamos confinados a repetir una y otra vez las mismas actividades, palabras, evaluaciones, y emociones que hemos aprendido. Es como estar encarcelado en nuestras propias convicciones, creencias y emociones en un cuarto estrecho de 1 o 2 metros cuadrados sin ventanas y puertas; sin tener algun acceso al exterior. Estas son las causas del suicidio, el aburrimiento, ansiedad y depresión. Nadie nos puede sacar de ese estado si no somos nosotros mismos los que construímos esas ventanas y puertas al exterior. Estos circuitos estan construidos en la parte baja de nuestro cerebro llamado el cerebro reptil y en el sistema límbico o cerebro mamífero.

Observen esta figura 
El primero, el cerebro reptil, es la parte de la sobrevivencia, es totalmente reactivo,intuitive, son las actividades que compartimos con los reptiles, que tienen que ver con defendernos, atacar, respirar, digerir, el miedo, etc. Esta es la que aparece en color naranja. El Segundo, es el cerebro que compartimos con los mamíferos (perros, gatos, caballos, etc). Esta aparece en verde y blanca. Esta región tiene que ver con las emociones, las cuales por no tener un conocimiento exacto del propósito de Olodumare (Iroso-Iwori) para el hombre sobre la tierra basado en sus principios, leyes y arquetipos descritos metafóricamente en Ifá, al darle un significado erróneo, se presentan en circuitos dominantes de emociones negativas. Estas emociones son adictivas y contagiosas. Las expresamos, las reprimimos y nunca meditamos sobre ellas. ¿Por qué? Porque no usamos la parte del cerebro que nos separa o distingue a los humanos de los animales inferiores. Esta es la neo-corteza. Esta parte del cerebro es la que nos sirve para analizar, clasificar, planificar y escoger la información que nos permitirá regular y controlar las emociones. Pero esto sólo se puede lograr con estudio, investigación y dedicación a la información de alta energía. Si nuestro tiempo está dedicado a las actividades rutinarias de trabajo, diversión y entretenimiento, muchas veces tóxicas, y no utilizamos ni tan siquiera 15 minutos para alimentarnos con un conocimiento moral, ético y científico, ¿Cómo podemos establecer nuevos circuitos neuronales que nos permitan salir de la prisión que nos ofrece la ignorancia? Ifá nos exorta a “levantarnos por la mañana enseñándonos unos a otros palabras que construyan los fundamentos de la sabiduría (Oturupon Owonrin). Nuestro cerebro establece mecanismos para proteger estos circuitos creados, donde se alojan nuestros hábitos, creencias, y valores. Esa sería nuestra personalidad, nuestro ego, nuestro yo. Estos mecanismos se les reconoce como Factor Crítico en el área de la Neuro-Lingüística y la psicología. La Física y la Matemática lo conoce como el Punto Crítico. Este actúa como el guardián de la puerta que nos permite la entrada a la conciencia superior. En otras palabras es el portero que nos da acceso o no, a nuestra dimensión superior, algunos especialistas le llaman la inconciencia. Lo más importante es que, es allí solamente donde podemos encontrar el cambio permanente. Goswami le llama la supramente donde todas las posibilidades existen en formas de ondas y para llegar allí, necesitamos pasar por ese punto crítico, el cual rechaza cualquier sugerencia que no sean las que están programadas en esos circuitos. No importa que sean buenas sugerencias. Ese mecanismo está allí para defender ese programa. Esa es la acción del Irunmole șenșentișòrò (aquel que circula por un area o circuito cerrado; el que circula para cerrar el area o circuito) reconocida en Ifá en el signo Oșé-Ìrętę, como el que le impedía a Orí escoger los iré antes de llegar a la tierra. Para tener una idea correcta de esta función, imagínese que el cuarto del cual hablamos anteriormente estuviera hecho de cristal blindado. Este tipo de cristal, aunque usted le dispare con arma de fuego no se quebrará, pero si usted sabe donde está su punto crítico con un sólo toque y firme, dado con un lapicero, logrará destruirlo. Esto mismo sucederá con usted y los circuitos que su experiencia y conocimiento han creado. Todo esfuerzo y tiempo que usted utilice para tratar de desactivarlo utilizando fármacos, o suprimiendo emociones provocadas por ellos o diciendo: “no puedo pensar asi” o “no puedo hacer esto” o “no debo comportarme de esta manera” serán drenadas. Todas las horas dedicadas a trabajar para obtener dinero, se desvaneceran en el vacío o se convertirán en su enfermedad. No habrá actividad que haga que no encuentre fuerte resistencia blindada. Existe una sola forma de atravesar ese punto crítico: CREANDO NUEVOS CIRCUITOS DENTRO DEL PROGRAMA EN SU CEREBRO, POR MEDIO DE LA REPETITION DE UNA NUEVA CONDUCTA, DICTADA POR UN NUEVO SIGNIFICADO, EN UN NUEVO CONTEXTO. Para explicar esto observe la siguiente figura 
Si usted observa DETENIDAMENTE este cuadro de izquierda a derecha, es posible que usted vea un pato, pero si usted lo observa de derecha a izquierda, usted podrá observar un conejo. Usted no le ha agregado ni quitado nada al cuadro para cambiar la figura que observa. Usted sólo cambió el contexto de lo que vió. Usted dejó de ver las protuberancias alargadas a la izquierda, en el contexto de un pico, y las puso en el contexto de orejas para ver al conejo. Pero analice que usted no puede ver las dos figuras a la vez. Esto se debe a que mientras que usted observa el pato, el conejo permanece como una onda de posibilidad (Neil Bohr, Werner Heisengber 1929). Las ondas no se ven, es por eso que usted ve una figura u otra pero NO las dos al mismo tiempo. Al observar la figura usted está “colapsando” la onda que no se ve en una realidad. Albert Einstein decía que no había nada observado sino existía un observador. Todo lo que usted dice que es una realidad la percibe a traves de sus sentidos, son re-presentaciones en su cerebro del conocimiento y la experiencia atrapadas en los circuitos neuronales a los que se les llama también neuroplasticidad. Cruzar a través de esos circuitos para accesar a la supramente sólo se puede hacer cuando su mente está en un estado de emisión de frecuencias ALFA (13-7 ciclos por Segundo) o ZETA (7-4 ciclos por Segundo). Estos son los estados de relajación donde su mente aprende y crea (cambia de contexto). Alfa es el famoso estado de creatividad de los artistas, compositores, escritores, pintores. En este estado no existe el tiempo, por lo tanto no hay limitaciones. Usted puede accesar este estado por medio de escuchar música barroca o simplemente escuchar música para los Orisa Obatalá/Sangó. El estado Zeta puede alcanzarse por medio de la meditación sentado enfrente de una bóbeda spiritual. Esto es un poco mas difícil de lograr, porque sin un entrenamiento al principio la tendencia es quedarnos dormidos. A este estado le llaman el super-aprendizaje. Ambos estados se pueden alcanzar frente a la bobeda siguiendo las siguientes instrucciones:
Frente a la bobeda fije su vista en un lugar y note la luz y la oscuridad de ese lugar…en la medida que usted haga esto, sus párpados le serán cada vez más pesados pero usted tratará de mantenerlos abiertos el mayor tiempo posible. Usted notará que mientras más usted trate de mantener los ojos abiertos, más dificil le será y una sensación mayor de satisfación lo invadirá. /Mientras más usted trate, más dificil le será dejar sus párpados abiertos, pero continue tratandolo de esta manera./ Deposite en ese lugar de la bobeda el ideal del “yo’ que usted quiere lograr, todas las habilidades y capacidades/Sus párpados continuarán siendo más pesados y pesados y usted seguirá luchando por mantenerlos abiertos./ Pronto, verdaderamente muy pronto, usted tendrá sus ojos cerrados./ Realmente ha sido muy trabajoso./ Usted ahora se encontrará en un estado soñoliento, en un sueño apacible./ Ahora usted deje los ojos cerrados , completamente relajados… solamente dejelo ir…deje ir todos sus pensamientos, preocupaciones y ansiedades del día./ No hay razones para escuchar otra voz u otros sonidos./ Solo su voz interior de calma y relajamiento./ Concéntrece sólo en esa voz./ Permita que todos los sonidos lo mantengan relajados cada vez mas profundo./ Desde este estado sienta su cuerpo./ Deje que cada parte de su cuerpo se sientan sueltas, relajadas./ De hecho usted se siente tan relajado, tan verdaderamente relajado que los segundos parecen horas, las horas le parecen días y los días se tornan semanas. Permitase este momento de relajamiento, dejando que todos sus pensamientos concientes, y preocupaciones del día se disipen, se drenen./ Permítase la sensación de paz y tranquilidad y el espacio para entrar en su mente./ Desde ahora imagínese un lugar alrededor suyo de vacaciónes personal…unas vacaciónes que le permita crear una nueva vida, un nuevo mundo…con una actitud saludable./ Ahora cuando usted más lo desea. Es desde aquí desde este lugar de vacaciones que usted ha construido, donde su nueva actitud comenzará a crecer y prosperar, convirtiéndose en realidad tan pronto usted despierte.
Cada vez que usted practique esta auto-hipnosis usted recibirá grandes beneficios. Cada vez que lo practique estará mas profundamente relajado. Cuando haya contado hasta cinco, usted despertará en perfecta salud, muy natural y normal en todos los sentidos. Debemos aclarar que este estado de auto -hipnosis no es más que el estado único donde usted puede llegar a una transformación paulatina en su vida. Este es el estado en que se encontraba Orúnmila según nos relata la historia registrada en el signo Ogbe Alara (Otura). Se dice que Orúnmila dormía en el cuarto 16 de los 17 que tenía el castillo con su bata y el turbante llena de sangre debido a las picadas de piojos, sin embargo él no lo sentía. Cuando Ogbe Alara llegó hasta él, rindiendo Iforibale por medio de sacrificios de animales, él nunca se despertó pero le indicaba que lo que había hecho Ogbe Alara, no era suficiente. El estar durmiendo y comunicándose con alguien al mismo tiempo, sólo se puede lograr en un estado de hipnosis. Ogbe Alara se arrodilló ante Orunmila y se declaró ignorante y le dijo que “sólo los líderes son los que enseñan sabiduría a sus seguidores.” Arrodillarse fue un acto de humildad por parte de Ogbe Alara cual es el otro requisite para lograr transformaciones. A partir de ese momento Orúnmila le instruyó qué debía hacer para despertarlo. Indiscutiblemente si Orúnmila estaba durmiendo, no podía estar hablando. Esto sólo se logra en el estado de relajación profunda de hipnosis, que no es lo mismo que dormir. Si tenemos en cuenta que Orúnmila representa la sabiduría, entonces despertar a Orúnmila sería despertar la sabiduría que nos transforma, y esto como lo indica la historia, no se logra con ceremonias de sacrificios de animales u otros rituales, ya que estos no tienen el poder de transformar los circuitos neuronales que contienen nuestros pensamientos y ego condicionado. Esto sólo se logra aprendiendo las instrucciones de Ifá en un estado de paz interna, repitiéndola en una práctica diaria, para formar nuevos circuitos que nos permitan representar esos principios, leyes y arquetipos grabados en el universo. Esto lo corrobora el doctor David Hawkins quien en su trabajo científico de investigación de la conciencia, observó que existían 17 niveles de energía en esa dimensión del todo, y que el nivel 16, es el nivel de la paz. Una vez más la metáfora de Ifá y la ciencia, conspiran abiertamente para traernos el brillante de la sabiduría que nos permitirá poseer todo el iré que deseamos. ¡Que Ifá nos bendiga a todos!

Fuente: Dr. Luciano Pulido

Comments

comments

About Ifa Orula

Check Also

WHY DO WE NOT ACHIEVE CHANGING OUR LIVES AS WE WANT? The science of Ifá responds.

No IWhy don’t we manage to change our lives as we want? The science of …