Home / De su interés / A los Òrìsàs y hay que tratar de imitarlos en sus cualidades.

A los Òrìsàs y hay que tratar de imitarlos en sus cualidades.

La vida en la tierra es tan importante como la vida después de ésta. Cada religión representa un estilo de vida. La religión Òrìsà, trata de que cada ser humano lleve una relación armónica con sus congéneres y el resto de la creación, que lleven una vida de satisfacción y felicidad.
Uno de los puntos importantes de la religión, es que no parte de la arrogancia del ser humano. En algunas religiones se piensa que la naturaleza y en general el resto de la creación, fueron creadas para su propia satisfacción y explotación.
Aquí coexistimos al mismo nivel unos y otros. E incluso hay aspectos de la creación que se encuentran a niveles más altos que los humanos, entonces, debemos saludarlos, hacer caravanas, obedecerlos. No es una religión basada en el materialismo. No obstante, según Ifá, existen tres cosas que los humanos desean en la vida.
Ire méta làwa n wá
Àwá n wówó
Àwá n wómo
Àwá n wá àtubòtán ayé.
Buscamos tres bendiciones, Buscamos la bendición del dinero, Buscamos hijos,
Buscamos morir en paz.
La bendición de cosas materiales, es la menos importante de las tres. Le siguen los hijos y la más importante es una larga vida o tener buena salud y morir en buenas condiciones. Estos son los tres objetivos de la vida en la tierra.
Cuando alguien muere, existe la necesidad de saber que esa persona estará feliz después de su muerte. No existe el infierno como en el Cristianismo o el Islam. Pero si existe el concepto del juicio y castigo.
Ifa Dice. E mo sìkà láyé o o ò Nítorí òrun.
E mó sìkà láyé, Nítorí òrun.
Bé e de bodè é ó rojó.
No hagas nada malo en la tierra.
Ya que irás al cielo.
Cuando llegues a la puerta (entre el cielo y la tierra) Tendrás que contestar.
Es en la puerta entre el cielo y la tierra que el juicio toma lugar en nuestro caso. Esa puerta está custodiada, no por un hombre, sino por Àgbò Mòmò Mòmò, es la puerta entre el cielo y la tierra. Un verso de Ifá dice,
Ajá níí gba bodè ní ìpóró, Agbò níí gba bodèe Mòmò,
Ewúré níí gba bodeè bóki bòki.
El perro es el guardián de la puerta de Ìpóró,
Àgbò, el carnero, es el guardián de la puerta de Mòmò.
Ewúré, la cabra, es la guardián de la puerta de aquellos que no pueden mantener la boca cerrada!
Cuando uno llegue a la puerta entre el cielo y la tierra, será juzgado y castigado por lo que se haya hecho. Si se hizo el bien, entonces será recompensado y podrá regresar a la tierra como progenitor. Aquellos que no obraron bien, no volverán, y transitarán lentamente por lo que llamamos Òrun àpáàdì, que es lo más cercano al infierno Católico.
Las personas que están dentro de la religión Yorùbá, en los momentos de agonía, ven a sus ancestros. Todavía no conozco a nadie que al agonizar vea un ángel, a Jesús o a Cristo. La gente siempre tiene encuentros con algún ancestro que murió antes que ellos. Puede ser el padre que murió 20 años atrás, o su mamá, algún hermano, tío, etc.
Cuando la persona en agonía te dice: “Mira, ahí está mi mamá” o saluda a alguien que ya murió, es cuando nos damos cuenta de que esa persona pronto estará con los familiares que ya murieron. Alguna de estas personas estará con el Òrìsà a quien le rendían devoción
Por ejemplo, cuando mueren, a los cazadores, devotos de Ògún, se les representa en el cielo, bajo un árbol de Ògún, asando carne para Olúmokin.
Wón n be níbi ò gbé séyelé, Kó sádìe,
Kò kúkú sí èmìnìkàn
Ti í dami obè é nù;
Kò kúkú sí kurúù ti í gbádiè. Mo kílé
Ilé ò jé mó o.
Baba à mi, mo sàgò sàgò títí, Onílé ò fohùn.
Mo ní “Níbo lonílé yìí wà. Omo Oníwànnú,
Ó yúnko,
Àbó ròde.”
Ode ti n be lóhùún pò jode ayé lo. Àwon n be nídìí Ògún,
Eran ni wón n yan folúmokìn. Òrun dèdèedè mó kàn- ánjú mó, Gbogboo wa lá n bò.
Están en un lugar donde no hay palomas, Donde no hay gallinas,
Donde no hay temblores
Que puedan derramar la sopa,
No existen halcones que casen pollos.
Llegué a la casa y saludé,
Pero nadie respondió.
Mi padre, saludé “àgò!”, durante largo rato, Pero nadie respondió.
Pregunté, “Dónde está el dueño de esta casa?” Hijo de Oníwánnú,
¿Es que fue a la granja,
O a la ciudad?
Los cazadores del cielo son más en número Que los cazadores en la tierra.
Cielo, no tengas prisa,
Que todos llegaremos.
La clave para llegar a una edad avanzada en buenas condiciones y tener una buena recompensa en el cielo, es Ìwà pèlé, buen carácter. Ifá dice que la mejor medicina para la longevidad es un carácter amable.
Cuando alguien con buen carácter muere, se va al buen cielo, donde viven sus familiares y los Òrìsàs. Por eso es bueno adorar a los Òrìsàs y hay que tratar de imitarlos en sus cualidades.

Comments

comments

About Ifa Orula

Check Also

adorar a ESU

Nossos ancestrais nos ensinaram a adorar a ESU. Outras religiões acusam a praticamente da religião …